Problemas con el uso de la madera de picea en la construcción

La picea, conocida como abeto rojo o falso abeto, es en la actualidad una de las maderas más utilizadas junto al pino.

Se usa mucho para elementos estructurales, bien sea como madera maciza o para hacer piezas de madera laminada.

Es una madera de secado rápido, con una densidad de unos 450 Kgrs/m3, blanda y fácil de trabajar.

Frente al pino presenta la ventaja de que es menos resinosa, su color más blanquecino y uniforme, lo que le proporciona una gran ventaja es su elección por aspectos estéticos.

Picea Abies
Picea Abies

Si a ello le añadimos que en estos momentos esta madera se puede adquirir a precios muy económicos, con gran disponibilidad y variedad de medidas, hace que, como hemos dicho al principio, sea una de las maderas más utilizadas en la construcción.

Madera Picea Abies
Madera Picea Abies

Pero nos encontramos con un grave problema. La picea es una madera fácilmente atacable por los insectos y hongos xilófagos (carcoma, termitas, hongos de pudrición,…) tanto la albura como el duramen, pero por el contrario es una madera no impregnable.

El ser no impregnable significa que no puede protegerse frente a estos organismos destructores mediante un tratamiento, ya que independientemente del método de tratamiento que utilicemos (autoclave, inyección) la madera no absorberá el producto protector.

Por lo tanto tenemos una madera que es fácilmente degradable por los insectos y hongos y que no tenemos medio de protegerla, así que una vez que sea atacada por los xilófagos no podremos detener su destrucción.

Este problema no se presenta con otras especies de madera, como el pino silvestre, que a pesar de ser igualmente sensible a los xilófagos, es fácilmente impregnable y por tanto, mediante un tratamiento en profundidad, previamente en autoclave o posteriormente por inyección, se pueden eliminar los organismos que la están dañando y protegerla de nuevos ataques.

 

Pino Silvestre
Pino Silvestre
Madera Pino Silvestre
Madera Pino Silvestre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*